miércoles, 26 de septiembre de 2012

CHAPATITAS

Me estoy aficionando a las masas de pan, la pena es que no tengo mucho tiempo para experimentar. Cuando llegas a casa por la noche no apetece ponerse con la masa madre, los levados y resto de pasos que para hacer las cosas bien requieren su tiempo. Por eso aprovecho los días de fiesta para meterme en la cocina a preparar cositas. Estas chapatas las hice cuando fueron las fiestas a primeros de septiembre porque eran cuatro días sin pan y para congelar pan pues por lo menos que fuera el mío y no el comprado.  Pero ¡oh sorpresa!, no duraron nada más que hasta por la noche porque nos encontramos con unos amigos y con unas cuantas cosillas que había por el frigo cenamos como reyes. La próxima vez usaré también un poco de harina de centeno para variar.
Esta vez he cogido la receta de Su de Webos Fritos, cuya página es una gozada para aprender cositas nuevas. A ella le han quedado casi todas iguales, a mí cada una de una forma y además más grandes, me han salido 12,  pero para ser las primeras no están nada mal jejejeje.




INGREDIENTES:

Masa Madre:
100 gramos de agua
10 gramos de levadura fresca o prensada de panadería
180 gramos de harina de fuerza
1 cucharadita de azúcar

Masa de pan:
260 gramos de agua
30 gramos de levadura fresca o prensada de panadería
430 gramos de harina de fuerza
10 gramos de sal
50 gramos de aceite de oliva virgen extra

PREPARACIÓN:

Thermomix:

Masa Madre:
Poner todos los ingredientes en el vaso y mezclar 15 segundos velocidad 3. Dejar reposar hasta que doble su volumen (unos 30-45 minutos) dentro del vaso. (Yo hice una bola y la puse en un bol con agua porque parecía que no levaba)



Masa de Pan:
Poner en el vaso junto con la masa madre, el agua, la harina, la sal, la levadura desmenuzada y programar 30 segundos, velocidad 6.


 


Cuando acabe el tiempo programar 5 minutos, vaso cerrado, velocidad espiga. Mientras ir añadiendo por el bocal los 50 gramos  de aceite poco a poco.
Retirar  la masa a una superficie que tenga aceite, aplastarla con las manos, dejar reposar unos minutos mientras la masa coge cuerpo y mientras precalentar el horno a 180º.
Cortar la masa en unos 20-24 trozos y colocarlos en la bandeja del horno sobre papel vegetal, se puede espolvorear por encima con harina para que queden más rústicos. Hacer unos cortes en la superficie.
 
 
 
 
Dejar que reposen unos 30 minutos.
Hornear a 180º durante 15-20 minutos. Se puede pulverizar un poco de agua en el horno para que queden más crujientes. Dejarlos enfriar sobre una rejilla.




Tradicional:

Masa madre:
En un bol grande poner la harina y desmenuzar la levadura. Añadir el azúcar y el agua poco a poco.
Mezclar para que se integren bien todos los ingredientes hasta formar una masa que dejaremos reposar hasta que doble su volumen.

Masa de pan:
En el mismo bol grande donde está la masa madre , incorporar el resto de los ingredientes.  Mezclar y amasar poco a poco hasta obtener una masa manejable que se pondrá sobre una superficie untada con aceite para terminar de amasarla.
A partir de aquí seguir los mismos pasos que se han descrito antes.

domingo, 16 de septiembre de 2012

BIZCOCHO "CEBRA" CON QUESO MASCARPONE

Hay que ver que cositas más curiosas se encuentran por el ciberespacio. Tenía una tarrina de mascarpone que compré para hacer tiramisú pero por unas cosas u otras no lo había preparado. Y el queso esperando hasta que casi estaba caducado, un sólo día le faltaba al pobre. Así que como no están los tiempos para tirar nada y aprovechando que estaba de vacaciones empezé a buscar por distintos foros una manera de darle salida. No quería preparar la socorrida tarta de queso sino algo distinto para variar. Y me encontré en el blog  de Menorcana esta joyita que no sólo me permitía usar el queso sino solucionarme el desayuno de varios días. Como tenía todos los ingredientes me puse manos a la obra y puedo decir que es jugoso, rápido de hacer y sabe riquísimo. La única pega las rayitas que no me salieron como yo quería, es decir quedó una cebra un poco descolorida con pocas rayas pero seguro que la próxima vez salen un montón jejejeeje.



 
INGREDIENTES:
4 Huevos
150 gramos de azúcar
1 tarrina de queso mascarpone
150 gramos de aceite de girasol
250 gramos de harina
1 sobre de levadura Royal
1 cucharadita de extracto de Vainilla
3 cucharadas colmadas de Cacao en polvo

PREPARACION:

Thermomix:
Con la mariposa puesta en el vaso poner el azúcar, los huevos y programar 5 minutos temperatura 37º velocidad 3 ½.  




Terminado el tiempo volver a programar 5 minutos velocidad 3 ½ esta vez sin temperatura.
Añadir el queso, el aceite, el extracto de vainilla y mezclar 30 segundos velocidad 3.
Ahora sin tiempo y con velocidad 3 ir agregando por el bocal, cucharada a cucharada, la harina tamizada con la levadura hasta que la mezcla quede homogénea.
Sacar la mitad de la masa a un recipiente y a la mitad que queda en el vaso se le añade el cacao y se programa 20 segundos velocidad 3.
Engrasar el molde e ir vertiendo cucharadas de masa alternando como se ve en las fotos.




Precalentar el horno a 170º, meter el molde y dejar 30 minutos. Sacar, dejar enfriar y desmoldar.



Tradicional:
Batir los huevos con el azúcar hasta que estén espumosos y blanquecinos. Añadir el queso, el aceite y el extracto de vainilla, seguir batiendo hasta integrarlos bien. Agregar la harina tamizada con la levadura, cucharada a cucharada, sin dejar de remover con el batidor hasta que quede una masa homogénea.
Dividir la masa en dos partes iguales y a una de ellas añadir el cacao y mezclar bien. Seguir los mismos pasos con las capas.

Notas:
He cambiado algunas cositas como sustituir la mantequilla por aceite y poco mas.
La base primera la hice pequeñita y luego ya no tenía sitio para poner más capas así que algunas se camuflaron y no se notan mucho las líneas. Como me sobró masa sobre todo de chocolate hice igual que Ana un bizcocho en tarro echando dentro de un bote la masa sobrante y lo puse en el horno a la vez que el molde y el mismo tiempo.
Cuando estuvo hecho


le corté el copete, puse la tapa bien cerrada, le di la vuelta para que se hiciera el vacío y está en espera para ser probado dentro de unos días.
 

miércoles, 12 de septiembre de 2012

MENÚ DEGUSTACIÓN

Con esta entrada quiero comenzar una nueva sección sobre restaurantes que visitamos. Todos tenemos nuestros favoritos dentro de nuestra ciudad pero a veces cuando salimos fuera hay sitios que nos sorprenden muy gratamente. Con motivo del día del padre y de la madre, nuestra hija nos hizo un regalo conjunto. Era un vale para cenar en uno de los 60 restaurantes de chef célebres que contenía el pack. Después de darle  vueltas y mirado opiniones de los distintos sitios, decidimos quedarnos en la tierra, en la capital y reservamos en el Fábula de Burgos.
Al llegar nos preguntaron que nos apetecía y decidimos que nos orientaran ellos y sirvieran lo que quisieran. El menú genial y variado con una mezcla de sabores y texturas exquisitas. Hice fotos de todos los platos porque además te iban comentando que ponían. Os imagináis al camarero sirviendo y diciendo que contenía el plato, a mí apuntando y haciendo fotos  y al contrario esperando jejejejeje.

Empezamos con estas ricas migas


 
 
El siguiente plato eran varios quesos  y con lo que nos gusta a nosotros dieron en la diana. Como curiosidad cada queso llevaba como añadido algo para comer junto. Había salsa de aguacate, chocolate y membrillo.
 
 



Seguimos con el paso de platos, este ravioli estaba buenísimo




Hemos comido bacalao en muchos sitios y de muchas maneras pero este era distinto a todos, nos sorprendió




La foto no quedó bien pero es la primera vez que me como una carne poco echa porque no suelo pedirla nunca. Estaba impresionante la hamburguesa y los acompañamientos.




Cuando vimos el postre ya no podíamos más pero aún así dimos buena cuenta, era una lástima dejarlo en el plato jejejejeje




Y como no habíamos comido bastante, después de los cafés nos sirvieron un chupito original




Todos los platos acompañados de un vino crianza de Ribera del Duero, como no.
Una cosa que me ha gustado es el color de los platos, de diversas formas pero blancos donde la comida resalta muchísimo más.
Finalmente nos tuvimos que dar un paseo largo para bajar tantas cosas buenas como habíamos comido.



jueves, 6 de septiembre de 2012

PATATAS GUISADAS CON COSTILLA ADOBADA

Por fín parece que el calorazo infernal nos está dando un respiro. Es una maravilla salir a las 8 de la mañana a la calle con una chaqueta y pasmina al cuello. También lo es echarse una mantita fina para dormir, para mí no tiene precio.  Por eso va apeteciendo preparar algún plato de cuchara y hoy cuando estaba en la carnicería estas costillas me han entrado por los ojos. Suelo usarlas sobre todo para preparar con arroz pero hoy me apetecía meter algo calentito al cuerpo.



 
INGREDIENTES:
1/2 kilo costilla cerdo adobada seca troceada
½  cebolla

1 pimiento verde italiano
1 zanahoria
3 dientes de ajo
3 patatas
Pimentón dulce
Aceite

Agua
Sal

PREPARACIÓN:

Poner una cazuela al fuego, añadir la cebolla, el ajo, el pimiento y la zanahoria todo picado. Sofreír hasta que esté bien pochado.




Agregar las costillas y rehogar.




Añadir agua, el pimentón y dejar cocer hasta que estén tiernas. Se puede hacer en la olla rápida para acortar los tiempos.
Cuando las costillas estén en su punto añadir las patatas chascadas, remover y dejar hasta que estén bien cocidas y la salsa un poco espesita si apetece.



domingo, 2 de septiembre de 2012

MARMITAKO

Con estos calores que hemos tenido no apetece mucho un plato de cuchara pero hay que aprovechar la época de los pescados. Sudamos al comerlo pero mereció la pena. Esta receta es de las primeras que subí al blog y ahora con foto nueva quiero reeditarla añadiendo también la forma tradicional de prepararla.
Este plato tiene su origen en los barcos de pesca vascos. Su nombre proviene de la palabra marmita que es un recipiente de metal con tapa y uno de los pocos enseres de cocina que estos barcos llevaban a bordo. Es un plato cuyo ingrediente principal es el atún blanco o bonito del norte. Se trata de un guiso que además del pescado lleva patatas, cebolla, pimiento y tomate principalmente. Al ser una receta clásica, existen bastantes variantes. Lo importante es que el bonito siempre quede jugoso.



 
INGREDIENTES:
500 g. de bonito en trozos.
800 g. de patatas troceadas.
1 hoja de laurel
2 Cucharaditas de pimentón.
2 cucharadas de perejil picado.
750 g. de agua.
Guindilla al gusto.

Para el sofrito:
1 pimiento verde italiano
1 cebolla grande
2 cucharadas de tomate triturado
2 dientes de ajo.
50 g. de aceite.

PREPARACIÓN:

Thermomix:
Poner en el vaso todos los ingredientes del sofrito y programar 5 minutos, temperatura 100º, velocidad 2.
Seguidamente poner la mariposa en las cuchillas y añadir al vaso todos los ingredientes excepto el bonito y el perejil. Programar 15 minutos, temperatura 100, velocidad 1.
Cuando pare la máquina, incorporar el bonito y el perejil picado y programar 10 minutos, temperatura 100, velocidad 1. Dejar reposar cuando acabe.

Tradicional:
Sofreír la cebolla, el pimiento y los dientes de ajo previamente picados en una cazuela con un poco de aceite. Cuando esté pochadito añadir el resto de ingredientes menos el bonito y el agua. Remover todo para que se mezcle bien. Añadir el agua y dejar cocer hasta que las patatas estén cocidas. Agregar el bonito y dejar que cueza un poquito para que el atún se integre con los demás ingredientes. El tiempo a gusto de cada uno.