sábado, 22 de diciembre de 2012

FELICES FIESTAS

Desde Aranda donde la felicidad hoy es inmensa porque a la alegría de estas fiestas se une que  ha tocado la lotería a mucha gente conocida y querida (a mí no jejejejeje), os deseo a todos vosotros que os pasáis por mi blog y hacéis que merezca la pena publicar, unas Felices Fiestas y un Año Nuevo  un poquito mejor que el vamos a dejar atrás.

Para los buenos momentos, gratitud.
Para los malos, mucha esperanza.
Para cada día una ilusión.
Y para siempre, felicidad.



lunes, 10 de diciembre de 2012

GASTRONOMÍA CORDOBESA

Las vacaciones viajeras se han terminado y ahora toca volver a la normalidad. Hemos estado por el sur, concretamente en Córdoba y Sevilla y hemos pateado todo lo que hemos querido y más. Nos ha llamado la atención la cocina que en su mayoría es diferente de la nuestra y además muy rica. Siempre es bueno probar la cocina de los sitios que se visitan y es algo que nosotros hacemos siempre aunque a veces nos hemos llevado alguna que otra sorpresa.
Estábamos en un hotel al lado de la Mezquita y al llegar con el taxi vimos un montón de gente a la puerta de un local. Dejamos el equipaje y nos fuimos a ver que había. Era la taberna Casa Santos dónde dicen que se come la mejor tortilla de España. No pudimos entrar a probarla en ese momento pero para merendar nos comimos nuestro trozo en la calle, sentados en un murete de la mezquita con una cervecita jejejeje.




Era impresionante ver esos pedazos de tortilla




que según nos dijo el simpático camarero estaban hechas cada una con 5 kilos de patatas y 30 huevos. Lo mejor que estaban jugosas y bien cuajadas. Lo que no me dijo es como daban la vuelta a esos monstruos. Tiene que doler el brazo un montón.
Por la mañana al día siguiente había que comer y después de patear un poco por la judería  nos sentamos en una terracita al sol para picotear un poco. Fue un desastre tanto el servicio como las esperas que tuvimos que hacer. Al final acabamos todos los que estábamos allí riendo y haciendo comentarios, por lo menos nos pasamos un rato divertido. Algo así como dos horas hasta que al final nos pusieron la cuenta y nos habían puesto precios dobles en  todo, incluido el pan y la bebida. Reclamamos y ya acabamos pensando que les había molestado las carcajadas que nos hechamos. La comida no obstante estaba buena. Este fué el menú además del salmorejo que no tiene foto.






Para cenar nos fuimos siempre en la judería, a la Abacería, un sitio recomendable dónde nos buscaron un sitio enseguida aunque fuimos tarde porque la Mezquita de noche merecía la pena verla.
Tomamos unas tapas porque había un concurso y luego le dijimos al camarero que nos aconsejara y nos puso unos soldaditos de Pavía con mahonesa verde (bacalao rebozado) y pescadito frito.




Muy rico todo y muy amable el camarero que nos atendió.

Después de visitar Medina Azahara que mejor cosa que cojer fuerzas y para ello entramos en la Taberna Salinas dónde también nos tomamos una tapas y además unas puntillitas (chipirones bien fritos y un salmorejo.




Los camareros rápidos, eficientes y muy amables. Algún día la batería de la cámara se acabó  y no pude hacer fotos. Hay muchos más sitios y esperamos probarlos algún día porque seguro que volvemos en primavera algún año a ver esos patios en todo su esplendor.