miércoles, 20 de febrero de 2013

COCA ESCALIBADA CON ANCHOAS

Esta receta combina la masa de pan con las verduras asadas. Se puede comer en frío perfectamente por lo que sirve para un picoteo. Se hornea, se trocea y a la mesa. Se le puede dar antes un golpe de horno pero nunca de microondas porque dejaría la masa blanda . 
La masa es la que hago habitualmente para las pizzas desde hace bastantes años. Se estira muy bien para que quede finita y crujiente. La copié de una forera de Mundorecetas, Mjmix y es fantástica.




INGREDIENTES:
Para la masa:
200 gr. de cerveza.
50 gr. de aceite
1 cucharadita de sal.
10 gr. de levadura prensada.
400 gr. de harina, aprox.

Para la escalibada:
2 pimientos rojos
1 berenjena
2 tomates maduros
1 cebolla

Para el montaje:
1 ó 2 latas de anchoas, según sea de grande la masa
Aceite de escurrir las anchoas

PREPARACIÓN:
De la masa:
Verter los líquidos en el vaso y programar 1 minuto, temperatura 37º,velocidad 2.
Añadir la levadura y mezclar unos segundos en velocidad 6.
Agregar la harina y la sal, mezclar unos segundos en velocidad 6 hasta formar una bola y amasar 1 minuto en velocidad espiga.
Retirar la masa del vaso con las manos mojadas en aceite, formar una bola,introducir en un bol y dejar levar unos 15 -30 minutos tapando la masa con un paño.

De la escalibada: (Paso a paso)
Lavar los pimientos, berenjena y tomates, pelar la cebolla y untar con un poco de aceite por todos los lados. Poner en una bandeja, meter al horno a 200º y dejar hasta que esté hecho. Pelarlo todo y hacer tiras, mezclar y añadir si se desea un chorrito de aceite, otro de vinagre y sal.

Montaje:
Estirar la masa con los dedos o con un rodillo dándole la forma que se quiera. Poner en una bandeja y echar la escalibada por encima. Precalentar el horno a 200º y meter la coca durante 20 minutos. A la mitad del tiempo añadir una latita o más (según guste) de anchoas y su aceite por encima.
Se puede tomar tanto fría como caliente.



martes, 12 de febrero de 2013

ALETA RELLENA

Esta riquísima carne rellena para variar es la receta que siempre hacía mi madre en los días especiales. Hay una diferencia con la que ella preparaba y es que yo suelo embridar la carne pero ella lo cosía. Tenía una enorme aguja de lana, enhebraba el cordel de cocina, empezaba por un extremo y hasta acabar el rollo no paraba. Quedaba perfecto pero yo no tengo tanta paciencia. Luego después de guisada y fría había que quitar el cordel con cuidado para no estropear la carne antes de cortarla.




INGREDIENTES:
1 aleta de ternera

Para el relleno:
Lonchas de bacon
Aceitunas sin hueso
2 huevos
1 bote pimientos morrones
 
Para la salsa:
1 cebolla
½ pimiento rojo
½ pimiento verde
2 zanahorias
2 dientes de ajo
1 vasito pequeño de coñac

PREPARACIÓN:
En primer lugar pedir al carnicero que abra la carne en forma de libro y la deje lo más igual posible.
A continuación preparar los elementos del relleno haciendo una tortilla francesa para luego cortarla  en tiras. Hacer lo mismo con los pimientos y las aceitunas partirlas por la mitad. 
Extender la carne y darle unos golpes con un macito para ablandarla y sobre ella poner los ingredientes del relleno siempre en el mismo orden, da igual lo que se ponga primero, en este caso una loncha de bacon, aceitunas, tortilla francesa y pimiento.
Cuando esté completo enrollar sobre si mismo y embridar con bramante de cocina.




Enharinar el rollo  y ponerlo en una cazuela con un poco de aceite para sellarlo bien y que no se vayan los jugos. Reservar.




En el aceite sobrante echar la cebolla, los pimientos, el ajo y las zanahorias en trozos grandes. Pochar lentamente.




Cuando esté bien pochado añadir el vasito de coñac y  echarlo sobre la carne.




Añadir agua hasta cubrir los rollos y poner la cazuela al fuego para que se vaya haciendo poco a poco. Para ver si está hecho se pincha con un cuchillo y si entra fácilmente es que está en su punto. Apagar el fuego y dejar la carne en la salsa hasta que se enfríe.




Sacar a la tabla y cortar en rodajas no muy gruesas con un cuchillo de sierra con cuidado de que no se rompa.
Se puede triturar la salsa o dejarla tal cual. Poner las rodajas en una cazuela, echar la salsa por encima, calentar y servir caliente.




También se puede congelar en raciones y sacarla cuando se necesite que es lo que yo hice.



En este caso la salsa ponerla en un tarro sin llenar para que no explote, tapar y al congelador.

martes, 5 de febrero de 2013

OREJUELAS AL ESTILO DE MI MADRE

Esta receta estaba en el fondo del foro y la edito porque se acercan los días típicos de comerlas.
Es típica de los Carnavales en mi pueblo de la montaña palentina. Se hacen para comer hasta el martes de carnaval porque el miercoles llamado de ceniza empieza la cuaresma y es tiempo de ayuno y abstinencia.
El recuerdo que tengo de esos días es ir a la farmacia a por esencia de anís con un frasquito porque tenía mucho más sabor. La llegada a casa era una fiesta porque según entrabas por la puerta, toda la casa olía a fritura y el anís sobresalía por encima de los demás olores. Veo a mi madre en la mesa de la cocina espolvoreando harina para extender la masa y que quedara bien fina. En vez de rodillo usaba una botella vacía, la enorme sartén llena de aceite donde se iban haciendo por tandas, el bote de cristal con tapa que previamente había agujereado mi abuelo con una punta y que servía de azucarero para espolvorearlas. Tenían que quedar con muchos  "golloritos" palabreja que en lenguaje de mi pueblo significaba "chinchón" o protuberancia.
Comíamos al desayuno, de postre y cuando apetecía. Ya de mayores íbamos el sábado de carnaval para coger nuestra caja de ricas orejuelas y disfrutar de ellas.
Llegó un momento en que mi madre ya no pudo hacerlas y entonces mi hermana Gloria cogió el testigo y las prepara buenísimas. Gracias hermana y va por tí mamá, espero que te llegue el olor.




INGREDIENTES:
3 huevos
1 vaso de vino blanco
½ vaso de anís
2 cucharadas de azúcar
½ cucharadita de levadura Royal
Harina
Aceite para freír

PREPARACIÓN:
Batir los huevos con el azúcar hasta que queden esponjosos. Añadir el vaso de vino blanco, el anís y la levadura. Cuando esté todo bien mezclado añadir la harina poco a poco amasando hasta que la mezcla no se pegue a las manos.
Tapar la masa con un paño y dejar levar 30 minutos aproximadamente. A continuación coger trozos de masa y estirarlos hasta que quede bien fina. Cortar en porciones según el tamaño que se desee.
Poner aceite a calentar e ir friendo las orejuelas poco a poco con cuidado de que no se quemen. Al sacarlas echarlas un poco de azúcar por encima.