lunes, 18 de marzo de 2013

HÍGADO DE CORDERO LECHAL ENCEBOLLADO


Aquellas personas que siguen mi blog saben que me encanta la casquería pero sobre todo la de cordero lechal. El hígado tanto en filetes enharinados y a la plancha como encebollado nos encanta. Es cierto que no se puede abusar de las vísceras así que en mi casa se prodigan muy poco estos manjares. El otro día compré unas asadurillas para guisarlas, cogí los hígados que eran muy pequeñitos y aproveché para encebollarlos. Buenísimo, si te gustan claro.




 
INGREDIENTES:
2 hígados de cordero lechal
2 cebollas
2 dientes de ajo
Aceite
Sal

PREPARACIÓN:
Picar las cebollas en juliana y el ajo en láminas. Reservar.
Poner una sartén al fuego con un chorrito de aceite, cuando esté caliente sin humear echar la cebolla y el ajo. Sofreír a fuego bajo hasta que quede todo bien pochado y la cebolla muy blandita.



 
Mientras, limpiar bien el hígado de venitas y cortarlos en trozos no muy grandes, salarlos y reservar.
Cuando la cebolla esté bien pochada añadir los trozos de hígado,




rehogar un poco todo junto pero sin pasarse porque puede quedar duro,




retirar del fuego y servir de inmediato.