domingo, 23 de marzo de 2014

MERMELADA DE TOMATE VERDE

Después de buscar por el ciberespacio una receta para aprovechar unos cuantos tomates que no habían madurado y no sabía que hacer con ellos, encontré esta rica mermelada en el blog sin salir de mi cocina. Es diferente tanto de sabor como de textura y casa muy bien con cualquier clase de queso. A nosotros con gusta con trocitos por eso los tomates no están pelados y no está tan líquida.





INGREDIENTES:
800 gramos de tomates
500 gramos de azúcar
1 limón

PREPARACIÓN:

Thermomix:
Pelar los tomates, trocearlos y ponerlos en un bol junto con el azúcar. 




Dejar macerar durante al menos 12 horas. 




Pelar el limón procurando que no quede nada blanco, quitarle las pepitas, trocearlo y ponerlo en el vaso junto con los tomates y el agua que han soltado. Triturar en velocidad 4 durante 10 segundos. Si se quiere con trocitos poner menos velocidad.




Programar 30 minutos, 100º, velocidad 3




Cuando acabe el tiempo comprobar como queda de textura poniendo una cucharadita en un platillo y meter en el congelador unos minutos.
Si queda líquida programar unos minutos más a la misma temperatura y velocidad. Depende del gusto de cada uno.
Poner en tarros esterilizados, tapar y poner boca abajo para hacer el vacío. Tenerlos así al menos durante 24 horas. Acabado el tiempo ya se pueden etiquetar y guardar.

Tradicional:
La forma de preparación es la misma para macerar los tomates. Luego poner en una cazuela y dejar que se vayan haciendo durante aproximadamente 30 minutos sin dejar de remover. Esperar hasta que estén blanditos y la textura esté al gusto de cada uno.
Cocinar dando vueltas durante 30 minutos  más o menos hasta que estén muy blanditos y hayan espesado a nuestro gusto. Si no se quieren trocitos pasar por la batidor