domingo, 2 de noviembre de 2014

PATILLAS DE LECHAZO

Me gusta mucho la casquería y hago siempre que puedo. No hay que abusar de determinados alimentos pero de vez en cuando merece la pena. Ahora las patillas las traen limpias y escaldadas y mi carnicera me hace los cortes precisos. Este plato es especialmente agradecido, lleva poco trabajo y además se puede congelar tranquilamente. Yo lo hago una vez cocidas, las patillas en un tuper y un poco de caldito en un tarro y al arcón. Cuando nos apetecen sólo descongelo y guiso. Tiene diversos nombres, menudillos, manitas....
Para mí como siempre patillas. La cantidad depende de cada familia, nosotros somos dos a comer así que pongo lo que yo uso.






INGREDIENTES:
10  patitas de lechazo
2 Cebollas
Laurel
Granos de pimienta negra
Pimiento rojo
Pimiento verde
Ajo
Perejil
Guindilla

PREPARACIÓN:
Lavar bien las patitas y poner en la olla con la cebolla entera, el laurel y los granos de pimienta espumando bien antes de taparla.



Dejar cocer, en mi caso 10 minutos, según la rapidez de cada olla. Sacar las patillas a un plato con cuidado de no romperlas y colar un poquito del agua de cocción en un tarro. Reservar.
Mientras hacer un sofrito con cebolla, los pimientos, el ajo, la guindilla (que habrá que quitar una vez coja el aceite el sabor) y el perejil todo picado muy fino.




Cuando esté pochadito incorporar las patitas y rehogar un poco añadiendo al tiempo un poco de colorante alimentario.




Añadir un poco de agua de cocerlas, y dejar unos 10 minutos que se integren bien los sabores.




Dejar reposar un poquito




Servir caliente antes de que se pongan gelatinosas.


2 comentarios:

lolines dijo...

Que ricas las has preparado estas patitas, ummmm

Elsa dijo...

Una pinta estupenda!! Enhorabuena por el éxito de tu blog :)