domingo, 26 de febrero de 2012

POTAJE DE VIGILIA

Para variar otra receta de mi madre. Recuerdo cuando llegaba la cuaresma y nos estaba prohibido comer carne el miércoles de ceniza y el resto de viernes que duraba. Ella además hacía el ayuno que era no tomar nada hasta la hora de la comida. Lo que si recuerdo es que pagaba la bula para poder comer carne pero aún así nunca lo hacía. Para tí mamá.



INGREDIENTES:
250 gramos de garbanzos
400 gramos bacalao
300 gramos de acelgas
1 cebolla
2 dientes de ajo
1 hoja de laurel
1 cucharada de harina
1 cucharada de pimentón dulce
Aceite
Agua
Sal si fuera necesario

PREPARACIÓN:
Desalar el bacalao como se tenga por costumbre.
La noche anterior poner a remojo los garbanzos en agua procurando que queden bien cubiertos.
Poner en la olla rápida los garbanzos junto con el laurel,  los ajos y dejar que comience a cocer para poder quitar la espuma que se forma. Añadir las espinacas a las que previamente se habrán quitado las hebras de las pencas,  cortado en trozos y lavadas en abundante agua fría.
Cerrar y dejar cocer durante el tiempo que sea necesario. Depende de cada olla. Yo tengo una Duramatic  y en 15 minutos está el guiso hecho.
Luego en una sartén con aceite dorar la cebolla que se habrá picado finamente, agregar el pimentón y revolver con cuidado de que no se queme. Añadir el bacalao desalado,  la cucharada de harina y remover un poco.
Añadir este sofrito a la olla cuando los garbanzos ya estén cocidos,  dar una vuelta con la cuchara y dejar unos minutos al fuego para que se mezclen los sabores. Comprobar el punto de sal.
Servir muy caliente.
 

No hay comentarios: