jueves, 27 de noviembre de 2014

PASTEL DE LANGOSTINOS

Se aproximan unas fechas donde todos procuramos esmerarnos en la preparación de ricas viandas para sorprender a nuestros invitados. Eso no quiere decir que tengamos que gastarnos el oro y el moro en hacer las compras. Recetas más o menos tradicionales con un cambio de imagen pueden convertirse en las reinas de la mesa. Esta que pongo hoy es una de ellas. La ensaladilla se puede presentar de varias formas pero los langostinos le dan aire de fiesta. Yo la hice en molde rectangular de cake y la dejé en la misma bandeja pero también se puede preparar en uno redondo y darle la vuelta al desmoldarla. Se puede preparar el día anterior y así una cosa menos de las que preocuparnos. Copié esta receta a Su de Webosfritos, una excelente cocinera y con muchas y bonitas ideas. No dejéis de visitar su blog.




INGREDIENTES:

Para la ensaladilla rusa:


2 patatas medianas
3 pepinillos en vinagre
1 bote pequeño de aceitunas rellenas de anchoa
100 gramos de langostinos cocidos pelados
1 zanahoria mediana
1 huevo
100 gramos de guisantes congelados
Bonito en aceite, a gusto
Sal
4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra

Para el montaje:

Mayonesa
300 gramos de langostinos cocidos
3 yemas de huevo duro
Gelatina para tartas del Lidl

PREPARACIÓN:

De la ensaladilla:

La preparé en la termomix como hago habitualmente.
Picar la patata y la zanahoria pequeñita, colocar en el varoma junto con los guisantes y colocar sobre el vaso dónde en el cestillo estarán preparados los huevos. Dejar que se haga todo.
Mientras pelar los langostinos y trocearlos en tres partes. Reservar.
Poner la patata en una fuente, machacarlas con un tenedor, poner sal y el aceite de oliva. Remover bien.
Picar las aceitunas, los pepinillos, el huevo y el atún. Mezclarlo junto con la patata y los langostinos hasta que quede bien compacto.  Las yemas de los huevos reservarlas para el adorno.

Montaje:

Untar el molde ligeramente con mantequilla, poner la ensaladilla encima y compactarla con una espátula o una cuchara. Tapar con papel film para que no se reseque y dejar en el frigo unas horas.




 
Desmoldar 




y cubrir con mahonesa al gusto por encima y por los lados. Admite bastante porque dentro no lleva. 





Pelar los langostinos, cortarles por la mitad longitudinalmente y colocarlos sobre la tarta.
Echar la gelatina en 200 gramos de agua fría y remover bien hasta que se deshaga. Poner el recipiente al fuego y remover hasta que hierva. En ese momento apartarlo y dejar reposar 2 minutos, no más porque se solidifica enseguida. Aplicar a continuación con un pincel una capa por encima de los langostinos.




Rallar las yemas muy finas y con un cuchillo ancho ir poniendo un poco de yema por todos los laterales, las hasta que queden cubiertos perfectamente.




Servir frío.
Para hacer la ensaladilla de forma tradicional cocer las patatas con piel y las zanahorias unos minutos hasta que estén cocidas. Cocer los huevos. Dejar enfriar.
Picar finito los pepinillos, las aceitunas, el huevo y las zanahorias.
Cocer en una olla las patatas con piel y las zanahorias durante unos 10 minutos. Abrir la olla y comprobar que están cocidas. Sacar y dejar enfriar.
Cocer los huevos aparte.
Mientras se enfrían las patatas, ir picando muy finito los pepinillos, las aceitunas, el huevo y las zanahorias.
Pelar los langostinos, y trocear en tres cada uno.
Pelar las patatas y machacarlas con un tenedor en un bol —no demasiado trituradas, es importante este tema—. Ponerles un punto de sal, y el aceite de oliva virgen extra.
Añadir a la patata el resto de los ingredientes cortados, y el bonito escurrido y picado. Comprobar el punto de sal.










2 comentarios:

Sergio Velasco Aranguez dijo...

la verdad q este pastel es una autentica maravilla. sencillo de hacer y quedas perfectamente bien en la mesa

Dolors dijo...

La verdad me parece una receta buenísima.
Un beso